Últimas Publicaciones

el camino

a veces

para llegar al otro lado del camino

uno debe salirse

dejar el camino pasar

dejar el horizonte ir llegando a pasos pocos pasos

y uno mirar

ser el observador del camino es siempre una forma de llegar

la tierra

tiembla

se sacude

baila

se mueve

y nosotros

humanos pequeñitos

luces en el cielo

caemos

nos levantamos

morimos y volvemos a no morir

y nacemos cubiertos de luz

de sol

de sombra

de mar

caemos y volvemos

nos damos la vuelta por el fondo del mar y volvemos

la tierra tiembla

la muerte nos visita

nos sacudimos el polvo

y caminamos

la muerte se va, pero no todos nos vamos con ella

la muerte tiembla

la vida sigue

el mar viene

y a veces

el mar se va

vidas de gato

abres el bolsillo donde guardas tus vidas

las vidas gato que has ido acumulando jugando a loterías, y robando debajo de los puentes de las almas perdidas

miras las que has gastado

las que viviste jugando a ser político desde niño,

las que perdiste en canchas de fútbol, donde siempre eras el peor, pero por lo menos hacías los mejores chistes, y en primer grado eras el dueño de la pelota,

las que perdiste al no atreverte a tomar el mundo de los shamanes y te quedaste en la orilla, urbano, vestido con jean y chompa de tela gruesa, agotado por pasar noches alrededor de hogueras,

miras la vida que perdiste por un problema de circulación de tu sangre dentro de ti mismo y dentro de tus venas, por eso, quizás el amor te era tan difícil, la sangre no circulaba por todo el cuerpo.

la vida que perdiste cuando empezaste a creer y descreer en el amor al mismo tiempo que en la muerte

las vidas que se te cayeron en las aulas de clases, como oyente y como profe,

enamorado de las letras

de la poesía

del sonido de tu propia voz retumbando en las paredes y el techo

las que perdiste sentado solo, horas de horas, frente a un micrófono, compartiendo la voz, la poesía, la “mejor música de nuestro planeta natal”, vidas dejas a cambio de nada más que el saber que el tiempo no se pierde y que más de diez años después, alguien te reconozca y diga que extra esas vidas perdidas rompiendo cabezas,

ves las vidas dejadas de lado por pereza, por desidia, por ceguera

las vidas enamoradas que perdiste al no darte cuenta

las vidas que empezaste a acumular pensando que eran las últimas vidas y que si no resucitabas de esa no ibas a resucitar nunca más y pensando que quizás sea bonito, que si ya no se resucita, alguien se encargue de las flores y de poner en orden los manuscritos

las vidas perdidas en oficinas públicas, con bonita vista, con las mejores intenciones y con la clara necesidad de transformar de una vez y para siempre el mundo de los otros otros

hoy miras el bolsillo donde cargabas tus vidas, las que has ido perdiendo.

se cayeron

las viviste

las regalaste

las perdiste

solo se fueron, algunas de tu vidas solo se fueron, como se van los gatos, sin regresar a ver y sin sentir compasión por lo que queda

tengo una vida para ti.

debajo de ella en la bolsa, solo veo el vacío.

te la entrego.

no tengo más…tú harás con ella lo que quieras/puedas

mi bolsillo de vidas se queda vacío

espero tener suerte, esta vez.

noche

Pasa el día

La noche

Segundos

Insomnios mal vividos

Las ganas de reorganizar la vida

Las vidas

Las muertes

Comprender que quizás las cosas nunca serán como el amor te dicta

Comprender que los abismos por algo nos llaman

Comprender

Pero unos es necio

Tozudo

Quiere cambiar el rumbo de los ríos

Porque uno cree que la magia es posible

Por un segundo cree que la magia es posible

Y así nos va

Ojeroso

Cansados

Cambiando el rumbo de ríos imaginarios

Sin que a nadie le importe

Así nos va

el poeta y el amor

dicen los que saben que los poetas conocen el significado del amor

dicen los que saben que alguien alguna vez les contó

dicen los que saben que al final nada saben

dicen los que dicen que el amor no se entiende

dicen los que aman que de estas cosas es mejor nada decir

dicen los que dicen que nada es mejor que amar

yo tengo una respuesta sencilla

el amor no se dice

el amor te remueve el mundo y sabes que es verdadero cuando puedes hacerte a un lado

y no perturbar la vida del ser amado

que tome sus decisiones

que se adentre en la vida humana

y uno solo

sin un cigarrillo desde que dejaste de fumar

mirando la vida pasar.

el amor es mirar la vida pasar

mientras el ser más amado se va a vivir y ser feliz

el amor es callar

sentir

llorar un poco

y amar irremediablemente

desde la propia soledad

viajar

“dicen que viajando se fortalece el corazón”

 

a veces  no basta

este corazón adoquinado que ha aprendido sus debilidades

no se deja convencer tan fácil

viajar

alejarse

extrañar

humo de por medio

nuevos horizontes

extrañar

este corazón que no levanta cabeza

este corazón mal acomodado

este corazón que extraña

se lamenta

ha olvidado los tambores que alguna vez lo guiaban

late suavecito

se silencia

este corazón adoquinado

poemas de febrero

ser uno
ser dos
ser mil
multiplicarse en las sonrisas ajenas
multiplicarse en los sueños que otros sueñan
sentir que el insomnio es natural
porque no tenemos tiempo que perder
porque no tenemos vida que ganar

el espacio como única certeza
la separación de uno mismo
tras su propia sombra

el dolor de sentirse finito
terminal
al borde de los abismos

quienes nos miran desde fuera
no lo saben
no pueden entrar en nuestros propios fondos secretos
y no se siente desde fuera

los fantasmas se nos agolpan
los monstruos de mitologías antiguas se nos suben por los brazos
y nos gritan mentiras en los oídos

debemos escuchar
en silencio
y nada más

pensar en la muerte

después de mucho andar y pensar

no queda más que pensar en que la muerte es posible

no certera no camino no puerto de llegada

solo posible…

y no saber qué pasa después

que pasa mientras tanto

qué pasará con el cuerpo con la gente los amigos la familia

el gato que todavía no tango y la moto

y pensar

un recital de poesía

de música

de teatro

gente vestida de colores

sin llantos que nos recuerden la esencia de lo humano

o quizás

si no es mucho pedir

que la muerte no llegue nunca

y si llega

que no se llore lo vivido

que no se llore las ausencias que no se llore

 

Qué distracción (silvio)

de su disco Amoríos

Hoy mis ojos se van
en el polvo del fondo
de un río que va
a todo correr
como si el amor
como todo en mi
no fuera a pasar
que distracción.

A mi guitarra que esta
tras la vieja ventana
de palidecer
ve un pedazo de luz
y aleteando esta
desde su prisión
casi se me va
que distracción.

Que distancia, mi amor
termina la vida
que cansada canción
me llama vencida
soy un viejo que duerme
entre sus horas
soy un niño que sueña tantas cosas
que distancia mi amor
que distraído estoy
por creer, por buscar
así soy…

En la espuma que esta
desnudando la playa
fundiéndose al mar
se desliza una flor
que era para mi
me la arrebato
el viento y la sal.
Que distracción
que lamentable distracción
que irreparable distracción
que imperdonable distracción
que distraído estoy.

Haces bien (silvio)

Del nuevo Disco de Silvio, Amoríos…

Haces Bien
Silvio Rodriguez

reproducciones
1.420
Haces bien con irte le jos
de las paredes pintadas
que se conocen tus hombros,
tus besos, nuestras miradas.
Haces bien, tocas el techo:
tienes a zul en la ca ra.

Haces bien, nunca te fíes
ni aunque te bajen estrellas
pues para cada milagro
hay su respuesta correcta.
Haces bien, nunca confíes
de la mar y de la arena.

Hace años esta historia
me hubiera invitado
a escupir las sagradas costumbres,
la familia, la sopa,
a poner lazos blancos
en piel de la derrota.
Pero ya se que es duro
dejar un claro amor por otro oscuro.

Haces bien con irte lejos
al Palacio de las Novias,
al buffet colectivo,
al carro fúnebre tocando,
anunciando a la ciudad
la casi melodía
de tu primera noche de amor
a sangre fría, amiga mía.

Haces bien, este domingo
con irte y no aparecerte
el edificio esta lleno
de sueños donde caerse.
Haces bien, déjate el pelo
como mejor te parece.