Últimas Publicaciones

¿Por qué rompecabezas?

Buen tiempo gente…(es curioso como desde la entrada al blog se deben cambiar algunas cosas, no se puede saludar mencionando la hora del día o el clima, porque, si bien para mí es la mañana, para quien se atreva a leer este breve espacio en que no estás, nunca se podrá predecir qué hora del día es), en fin, después de esta disquicisión temporal, quiero presentar este blog renacido. Sí, yo tuve uno igualito que tenía otra dirección muy parecida, pero que desapareció hace 6 años por varios motivos. Por ausencia de algunos de ellos, he decidio volver a subir al espacio y tratar de escribir con seriedad algunas divagaciones silenciosas y sencillas que quizás no interesen a nadie.

A decir verdad es complicado explicar el sentido del nombre del blog. Quizás el .ec sea más fácil. Nací en .ec, en el centro de uio y odio las siglas que hacen chiquitos los lugares de nacimiento. En todo caso, la Maternidad Isidro Ayora fue testigo del primer grito rebelde contra el médico que me sacó de ese lugar cómodo y silencio donde viví nueve meses.

Después de algunos años de ese suceso, estudié periodismo porque quería parecerme a mi tío favorito, al que la muerte siempre injusta y desagradecida se llevó sin previo aviso en una esquina con semáforo de mi propia ciudad. Luego de pasar algunas horas en las aulas de la U y de salir encartonado como Periodista, tomé la decisión de no serlo nunca. Claro, quedaba la alternativa de ser uno, pero solito. Yo había nacido poeta y para esa gente rara, trabajar con otras personas nos es un calvario.

Para poder unir las dos profesiones, encontré en “rompecabezas” (programa radial diario dedicado a la poesía y a la “mejor música de nuestro planeta natal”) una alternativa. Estuve al aire casi seis años, todas las noches, cuando la gente normal dormía o trasnochaba entre deberes, tareas y amores. Terminar la jornada con un “que sueñen con los angelitos”, como me enseñó mi abuela que ahora es uno de ellos, fue un ritual para deshacer las malas vidas del día. Pero, el tiempo pasó, y con el cierre del blog, también desapareció (siempre digo que momentáneamente) el programa de radio.

Ahora, después de descubrir que sirvo como profesor de literatura y poeta, regreso al espacio virtual, a escribir secretos que estoy seguro que solo o leeré y a publicar y escribir secretos de otros que quizás a nadie le importe.

Qué vamos a hacer, soy un poeta y periodista, es decir, chismoso con título universitario que, como dice Tristeza de la película “Qué tan lejos”, también tengo cosas que decir, en lugar de tomar un trago donde el Iguana,

Con estas palabritas y mientras descubró cómo mismo funciona el diseño de este conjunto de sueños, me despido en mi primera entrada. Esperando que en el momento de irse a dormir, “sueñen con los angelitos de colores” que mi abuela me regaló para que me acompañen en este extraño transitar de la vida. Buen viento y buenas aguas. Bienvenidos, bienvenidas a rompecabezas….