microcuento de madrugada

afuera los gallos se pelean por el protagonismo de la madrugada. el poeta, con su hoja en blanco mira pasar las horas, escucha los cantos a lo lejos, parejas que se pelean, las nubes que corren, y el poeta solo trata de reconocer su voz más allá de la ventana. de pronto siente que la encontró, se relame los bigotes, empieza a escribir y…. no era su voz la que escuchó, sino su propio ronquido que lo despierta…

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>